EL MUNDO DE ANHERON

La mayor fuente de conocimiento del pasado y el presente de los hombres se encuentra en los innumerables estantes de la Gran Biblioteca del Templo de Io, en Cetián. Atlas y enciclopedias de saberes pasados explican la composición del mundo a unos insignificantes hombres que, contando con los más afortunados viajeros, sólo pisarán una pequeña parte de los territorios de Anheron.

El mundo conocido está constituido por dos continentes: Klum y Alundra. Algunos libros, de naturaleza un tanto cuestionable, hablan de otros continentes, otras tierras, otras gentes… Incluso de criaturas fantásticas de existencia poco probable. De nada de ello ha habido evidencia en milenios, por lo que estos textos se consideran ubicados en los cuentos, el mito y la leyenda.

El continente de Klum es una gran masa compacta de tierra rodeada de mar por todas partes menos por el sur, punto en el que se ubica la frontera divisoria con Alundra. Se distinguen dos placas continentales bien definidas separadas por el mar interior de Alberión. Debido a su enorme extensión y diversa orografía, hay gran variedad de climatología. Como nota genérica y común al continente se identifican dos estaciones, la estación seca y la estación fría. Veranos e inviernos que se van alternando en periodos de un año por estación.

Las zonas norte y noroeste están surcadas por grandes cordilleras y macizos montañosos. El Macizo Khan, Las cordilleras de Shalisha y Amaranda, Las Montañas Viejas (hogar de los enanos) y Sierra Oya elevan los territorios hacia los cielos desde las aguas del Océano de Sangre para sumergirse de nuevo en los fiordos de los mares Maldito y del Norte. Más allá de estas extensiones infinitas de agua salada, sólo espera el fin del mundo. Son territorios de clima continental, frío y duro.

En el extremo noreste los frondosos bosques van diluyéndose en las nieves casi perpetuas del Mar Blanco que dan acceso a Valhalta con sus aguas sólidas en invierno. Valhalta es un apéndice, la tierra de los hielos eternos, en donde habitan, desafiando a las inclemencias, los duros Valhanos. Algunos lo consideran un subcontinente de tundra y llanuras de hielo.

Inmensas y ondulantes praderas se extienden en la zona central y oriental antes de llegar al istmo que da paso a la Península de Ístria. Bosque bajo, matorrales, colinas y extensos llanos; propicios para una vida apacible. Calor en verano, lluvias y frío moderado en los inviernos, hacen de ésta una zona rica y generosa en sus frutos.

En el sureste de la zona continental se ubica el inaccesible Bosque de Sendra. La frondosidad de los árboles milenarios que cubren la península en donde habita la nación elfa. El bosque cubre cada palmo de esta tierra, que muere abrupta en altos acantilados lamidos por las aguas de los océanos de Kasar y Jade.

La Península de Ístria ejerce de transición entre ambos continentes. Sendos istmos, ambos ocupados por altas cordilleras, limitan terrenos de orografía irregular y clima apacible. Terrenos poco fructíferos, de tierra poco productiva, que la han dejado durante siglos en zona de nadie.

Mapa de Klum HD (4K)

Disfruta de un impresionante viaje por un mapa HD gigante repleto de detalles y lugares que te encantarán.

En el mundo septentrional, más allá de Ístria y de la Cordillera Muralla Sur, las arenosas praderas de Shumy dan la bienvenida al continente de Alundra. Aunque los habitantes de Klum y de Alundra han tenido contacto a lo largo de la historia, la relación nunca ha sido fluida. Las tierras del sur son inhóspitas, yermas, de clima extremo y caluroso, con inviernos cortos y apenas perceptibles, según se va descendiendo a latitudes inferiores.

Poco detalles conocen los habitantes de Klum sobre Allundra. Se menciona la historia de su existencia, pasada y presente, en libros y mapas extranjeros. Mapas poco precisos se amontonan en los rincones más olvidados de la biblioteca. Individuos esporádicos de las razas que viven más allá de las Tierras Yermas de Shumy pasean sus pieles bronceadas y oscuras por el continente austral.

Las ciudades costeras de Tamiya y Aca, con las que El Reino de Ankhor, y los antiguos pequeños reinos humanos en los que se dividía Klum antes de la unificación, han comerciado en el pasado, sobre todo por mar, son los núcleos humanos de referencia.

Las dunas arenosas del desierto forman el territorio de Eryarvat. Un mundo seco, duro, dónde los humanos sobreviven agrupadas en tribus bárbaras, nómadas de campamentos itinerantes.

Y al sur, al borde del mundo conocido por los sabios de Ankhor: las tierras de Rha. Latitudes oscuras y desconocidas, donde los rumores y creencias sitúan a las razas sureñas, belicosas y menos desarrolladas, y a las criaturas de esencia maligna.

ANHERON saga

  • Facebook - Gris Círculo
  • Twitter - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo
  • Blogger - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo
  • Amazon - Gris Círculo

Jorge DM